Detrás de este proyecto, una mamá

 

Bienvenida! me llamo Ana. Nobleza obliga, quiero contarte el camino que me trae a este proyecto de Crianza Cibersegura.

Durante algún tiempo, me costó definirme. Viste esas rondas en donde uno dice su nombre y punto seguido a qué se dedica. Para mí era muy difícil.

Si a la formación se refiere hice la carrera de Comunicación Social especializada en Investigación.

Tengo todas las materias terminadas y llevo más de 10 años escribiendo la tesis. En este momento me encuentro en la parte de conclusiones que no concluyen. Se trata sobre el asesinato de un chico de 13 años en Coronel Pringles, el pueblo en el que crecí…

También formé parte de un grupo de investigación en Derechos Humanos. Trabajamos sobre las representaciones de la última dictadura cívico militar argentina.

Pero la comunicación social no me “define”.

¿Más formación? Bueno, también soy profesora. Esta carrera sí la tengo finalizada. Podría decir que soy docente… mmm pero tampoco. Luego hice una especialización en educación a distancia… menos.

En la ciudad de Buenos Aires me enamoré del tango. Ahí me gustaría decir con orgullo que soy milonguera de alma. Sin embargo mi baile no da para presentarme en el mundial de tango.

Me encanta pensar como Borges cuando dice que “soy todos los autores que he leído, toda la gente que he conocido, todas las personas que he amado. Todas las ciudades que he visitado, todos mis antepasados”.

Quiero, con esta cuenta, hablarle a mamás que como yo se van reinventando en el camino. En estas hermosas reinvenciones uní mi gusto por la tecnología, la maternidad, los cuentacuentos y el placer de generar “tribu” entre mujeres para acompañarnos en la crianza.